Los candidatos coinciden en que hay que salir del cepo y resolver la inflación, pero difieren en las soluciones

El problema del cepo se presenta como el más acuciante en términos macro: para los tres candidatos es el factor por el que la economía no logra volver a crecer ni generar empleo. El Gobierno lo impuso a fines de 2011 para acotar la fuga de divisas, pero nunca pudo salir de su laberinto.

Con matices, los tres principales candidatos y sus asesores económicos creen que habría que levantarlo en etapas, dividiendo la deuda pasada (posiblemente con el pago de un bono) y liberando hacia adelante el stock. Aquí es donde juegan las mayores diferencias, al menos retóricas. El diputado de Pro Federico Sturzenegger dijo que «la falta de dólares es producto del cepo; si no se puede salir, difícil que entre nada». Pro no teme que haya un «efecto estampida» de salida de dólares si se libera rápido esta traba. En el macrismo creen que es posible trabajar en un bono para los dividendos que devengue una tasa de interés de Libor más el 3% adicional.