23.3 C
Buenos Aires
martes 13 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Los celulares de contrabando y los que traen los viajeros se duplicaron en tres años

Son smartphones de última generación. Suelen ser originales. Se entregan en caja cerrada y parecen iguales a los que tienen en venta las empresas de telefonía móvil y las grandes tiendas de electrónica. La diferencia es que evadieron impuestos varios, que no tienen garantía en el país y que son hasta 50% más baratos. Con el precio como gran anzuelo, las compras de teléfonos móviles por vías «informales» están en auge. Tanto que el Gobierno ya decidió tomar medidas para limitarlas.

Por fuera de los canales oficiales, la gente consigue móviles principalmente de dos maneras. Una es viajando: los adquiere en otro país y los trae de regreso para usarlos acá, muchas veces sin declararlos al pasar por la Aduana. La otra gran vía -que explica más del 80% de los casos- es que los compren a comerciantes que ilegalmente revenden teléfonos contrabandeados.

Entre ambas modalidades, la consultora Carrier y Asociados estimó que en 2014 la población había comprado 1,5 millón de aparatos que no fueron fabricados para usarse en la Argentina. Pero en 2015 ya fueron 2 millones y este año serán 2,8 millones, frente a un mercado formal de 10,3 millones de equipos.

clarin.com  (www.clarin.com)