Los cinco problemas que dejaron a Dilma fuera del gobierno

La caída en los precios de las materias primas, un escenario financiero inestable, la perspectiva de la suba de tasas en Estados Unidos y el deterioro de las cuentas públicas fueron sólo una parte del problema.

Dilma Rousseff fue suspendida al ser acusada de haber tapado los déficits presupuestarios registrados en años previos con préstamos de bancos estatales sin autorización del Congreso. ¿El objetivo? Evidenciar resultados y un panorama más benévolo sobre las cuentas públicas que «empujara» votos en la última campaña.


Se presume que el flamante titular del ejecutivo brasileño, Michel Temer, lanzará un paquete de medidas. De todas formas, de acuerdo con los especialistas, aún quedará un largo camino para reactivar la economía. El dato es que en apenas 24 meses Brasil pasó de ser un actor de peso a nivel mundial en función de su fuerte crecimiento a convertirse en un país con riesgos económicos y políticos.