jueves 18 de octubre

Los cuadernos de las coimas: una trama delictiva en la que los empresarios no fueron víctimas

Para los empresarios, la pesadilla de los cuadernos de las coimas recién comienza. Y así lo deja asentado el juez federal Claudio Bonadio en su resolución, de más de 500 carillas, en la que anticipa nuevas citaciones, futuros allanamientos y más arrestos entre la crema y nata del empresariado.

Bonadio fue más lejos. Definió por escrito a ese empresariado, en particular del sector de la construcción, como partícipe de un “circuito macabro” y no como una víctima de una banda delictiva que buscó “engrosar de manera espuria e ilegal” su patrimonio. “Es posible afirmar que los recaudadores de la asociación ilícita -remarcó Bonadio- contaron con la participación de empresarios que pagaron sumas de dinero por un monto aproximado de US$55.460.000, en un sinnúmero de oportunidades entre 2003 y 2015, lo que permite acreditar la permanencia en el tiempo de la organización delictiva”, estimó.


Pero para Bonadio no solo se encuentra acreditado que existió una banda criminal, sino que numerosos empresarios colaboraron con ella, la integraron o asumieron un rol determinante, como el entonces presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner.

Dejar un comentario