domingo 2 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Los desafíos que no se quieren ver de la guerra rusa y la tensión con China

Nunca hay un solo futuro. Pero un presente descalabrado modela necesariamente el porvenir. Las actuales adversidades que retuercen el planeta han sobrevenido en apenas una porción de meses, lapso en el que fulminaron el status quo que mantenía en cierto equilibrio las tensiones globales.

Solo la resiliencia humana, con cuotas persistentes de esperanza, ha permitido reducir el grado de dramatismo de la etapa como expone la reacción de la gente del común europea frente al vacío del abismo energético.

La guerra en Ucrania no es como se sostiene el punto final del sistema de globalización y de integración e interacción económica mundial. Eso sí, modificará comportamientos. Como enseñó la pandemia, no habrá ya dependencia de proveedores imprevisibles tanto en la elección irresponsable de sedes baratas para estructuras farmacéuticas o de provisión energética.

clarin.com  (www.clarin.com)