Los diarios captan más suscriptores digitales en plena época de ‘fake news’

Para los diarios, 2016 fue un año de elevados máximos y violentos mínimos. En pleno derrumbe de la publicidad impresa, las editoriales a ambos lados del Atlántico recibieron un gran empuje gracias a dos eventos noticiosos que hicieron temblar al mundo: el Brexit y la elección de Donald Trump.
A sólo seis semanas de haber empezado el año, el ciclo de noticias no muestra signos de desaceleración. Al menos en Estados Unidos este «agudizado interés» probablemente se mantenga mientras la Casa Blanca «siga creando noticias y controversia», aseguró Mark Thompson, CEO de New York Times.
En esta era Trump la prensa se perjudica tanto como se beneficia: el New York Times sumó un récord de 267.000 suscriptores en el cuarto trimestre, la mayoría de ellos después de las elecciones norteamericanas.