Los dominios .TV aportan a Tuvalu uno de cada 12 dólares que ingresan sus arcas

Tuvalu es un país pequeño y situado en medio de la nada, en un punto del Pacífico entre Australia y Hawai. Su población, de en torno a 11.000 habitantes y repartida entre 9 islas, supera por poco a la de la comarca de La Bañeza (León), y de ellos tan sólo un 49,32% tiene acceso (y lento, via sátelite) a Internet.

Y sin embargo, 1 de cada 12 dólares que ingresan sus arcas públicas provienen directamente de Internet, más concretamente del dominio de nivel superior geográfico que la Unión Internacional de Telecomunicaciones le concedió en 1996: los .tv.


Un cuarto se siglo después de la concesión del mismo (que, aunque está vinculado al nombre del país, remite internacionalmente a la televisión), la creciente popularidad de los servicios de streaming vídeo y videojuegos están generando ingresos igualmente crecientes para el gobierno isleño: recordemos que Amazon, por ejemplo, dotó a su popular plataforma Twitch de uno de estos dominios.