20.3 C
Buenos Aires
domingo 18 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Los dos escenarios económicos de 2020

Usualmente, los economistas argentinos presentamos a inicios de cada año un esquema de pronósticos de tres escenarios. En parte esa metodología nos cubre de eventuales “pifies” que podrían despertar reclamos entre eventuales clientes. Ocurre que con tres escenarios básicamente se cubre el 90% de las posibilidades a la vista que hay y aún eventos que cuentan inicialmente con baja probabilidad pueden terminar siendo incluidos en el régimen de probabilidades.

Sin embargo, todo indica que en este 2020 las cosas pueden ser bien diferentes, habiendo solo dos escenarios factibles, haciendo prescindible un tercero. ¿Por qué? Porque la renegociación de la deuda tiene una importancia de tal magnitud que divide los escenarios probables para Argentina básicamente en dos. Una cosa es si la renegociación de la deuda sale bien y otra muy distinta si sale mal. No cabe el escenario de que la renegociación de la deuda salga más o menos. O sale bien, y se puede respirar tranquilos, o sale mal y hay que tomar medidas de emergencia. Al respecto, llama poderosamente la atención el retraso temporal que lleva esta cuestión: se sabe desde hace rato que los vencimientos del cuatrimestre marzo-junio son muy elevados. Y las compras de dólares por parte del BCRA que sirven para atender esos vencimientos son muy escasas. Apenas si alcanzan para pagar los vencimientos – magros por cierto- de enero y febrero. Esta es una luz amarilla, dado que no hay experiencia en Argentina de planes inicialmente exitosos que no hayan contado con la gran ayuda de ventas iniciales de dólares por parte del sector privado muy elevadas que hayan bastado para pagar los vencimientos iniciales de un plan económico. En este caso no es así. Ocurre que el dólar de $63 habría quedado demasiado bajo. Ello ha motivado a que el Ministerio de Desarrollo ya haya pedido a las empresas -y conste que esto recién está empezando- estimaciones preliminares de las importaciones que piensan realizar por lo que resta de todo el año, lo cual ya marca que se puede ir poniendo las barbas en remojo en el sentido de que habrá que ir pensando que en algún momento, no demasiado lejano en el tiempo, habrá que pensar en golpes de timón importantes en relación con el tipo de cambio.

ambito.com  (www.ambito.com)