lunes 18 de febrero

Los edulcorantes y sustitutivos no son mucho mejores que el azúcar (pero tampoco peores)

¿Una cucharada de sacarina para mantener a raya al azúcar? Es una solución habitual para muchos consumidores. A priori, no es tan perjudicial para la salud. Una nueva investigación que recopila 56 estudios y más de 14.000 participantes arroja dudas sobre sus posibles beneficios. Encomendado por la OMS y publicado en el British Medical Journal, el trabajo matiza algunas creencias habituales sobre los edulcorantes.

Qué dice. A grandes rasgos, los investigadores no han encontrado beneficio en el consumo de edulcorantes o sustitutivos. Tienen un impacto marginal en dos de los asuntos más controvertidos del azúcar procesado: la obesidad y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. A cambio, el estudio ha hallado una tenue y débil evidencia de su carácter perjudicial. No son mejores que el azúcar. Pero tampoco peores.