13.7 C
Buenos Aires
miércoles 22 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Los eslóganes vacíos sobre «la libertad» dañan nuestra capacidad para responder a la pandemia

«Tenemos que abrirnos». «Debemos aprender a convivir con el virus». «Día de la libertad». En todo el mundo, la respuesta de los políticos a la pandemia de la COVID-19 ha estado plagada de declaraciones de ese tipo. Para nosotros, los epidemiólogos, son eslóganes políticos casi carentes de significado y que cubren un amplio espectro de escenarios. Entre ellos, algunos muy perjudiciales. Especialmente para las personas más vulnerables.

El enfoque del Gobierno británico de Boris Johnson es un ejemplo particularmente atroz del daño que la retórica política puede causar en un debate abierto y transparente sobre las respuestas a la pandemia. Hacer que la respuesta global a la COVID-19 encaje en un eslogan reduce el abanico de opciones y puede llegar a estrangular la posibilidad de un debate informado sobre las diferentes medidas.

Un lenguaje común ayuda a debatir y a comparar las estrategias contra la pandemia. Como la mayoría de los científicos, los epidemiólogos se pasan mucho tiempo clasificando cosas como enfermedades, riesgos o intervenciones. Se trata de un proceso esencial para entender cuándo sube la incidencia de la enfermedad y cuándo la causa es simplemente una mejora en las pruebas de detección; o para saber cuándo estamos ante un brote localizado y cuándo ante una pandemia global. También es esencial para decidir si un medicamento, o una medida social y de salud pública (como el distanciamiento físico o el uso de mascarillas) cambian o no las cosas.

eldiario.es  (www.eldiario.es)