Los ganadores y perdedores de la televisión 2018

Si hay algo ineludible que perdió la televisión en 2018, fue rating. La pantalla tradicional se enfría a la par del calentamiento de las alternativas, el on demand y el streaming, los celulares y demás plataformas. Ver TV abierta es una rareza si tenés menos de 30 años.

La tele ya no es una tele sino un «monitor». Mucha gente solo paga internet para ver Netflix, pero no así el cable básico para ver televisión tradicional. De todos modos la industria aguanta, produce, da trabajo a miles de familias y le sigue pagando altos cachets a conductores codiciados y actores de renombre. Mientras busca como reinventarse, la «caja boba» que no es tan boba, hace su balance.


¿Qué ganaron y qué perdieron los protagonistas de la tele en este 2018 que se va? Hubo más claros ganadores que otros; pero no todo es rating. La calidad de nuestra televisión sigue siendo de las mejores del mundo. Hay creatividad, hay buenas ideas, hay talentos en todas las áreas de la industria. Lo valora el mundo y nosotros también.