miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Los inmigrantes hispanos en EE.UU. se debaten entre lo malo o lo peor

La amenaza de Donald Trump contra la inmigración hispana es tan verdadera como sus promesas de construir un muro a lo largo de los 3.185 kilómetros de frontera con México y de devolver a su país a los más de 11 millones de latinos ilegales que viven en Estados Unidos. Por mucha dificultad que aparente su ejecución, la radicalidad de un discurso que despierta temor está movilizando a la comunidad para participar en la elección presidencial. Se estima que en noviembre votarán dos millones más de hispanos que en 2012.

Pero la gestión diaria del país a cargo de la Administración, impulsora de deportaciones diarias, condiciona el respaldo masivo de los hispanos a la causa demócrata. Desde que el presidente Obama emprendió su mandato, en enero de 2009, la Oficina de Inmigración y Aduanas ha materializado más de 2,5 millones de deportaciones. Con el consiguiente malestar de muchas asociaciones. Lo que el millonario siembra por un lado, hasta llevar a los sondeos casi un 80% de rechazo hispano, el temor del equipo de Hillary Clinton es que la Administración demócrata lo compense en parte por el otro, hasta limitar la potencial cosecha de votos que le podría facilitar su llegada a la Casa Blanca.

abc.es  (www.abc.es)