lunes 28 de noviembre de 2022
Cursos de periodismo

Los límites del tercer Lula y la Argentina, ¿a contramano?

Luiz Inácio Lula da Silva venció este domingo a Jair Bolsonaro en el ballotage presidencial por una ínfima diferencia, 50,9% a 40,1%, la más apretada desde la restauración de la democracia en Brasil. Ese dato dice mucho sobre lo que viene: el líder de la izquierda hizo historia al obtener un inédito tercer mandato, pero el futuro puede parecerse poco a los años felices que corrieron entre 2003 y 2010.

El escrutinio fue más agónico que lo augurado por las principales encuestadoras, que esta vez al menos podrán argumentar que lo ocurrido se enmarca en el margen de error muestral. Como sea, por alguna razón, el voto de la nueva ultraderecha sigue mostrándose elusivo a los pronósticos, del brexit a los Estados Unidos de Donald Trump, pasando por Brasil.

Al cierre de esta nota, Bolsonaro seguía sin reconocer el resultado, tratando, acaso, de mantener latente su amenaza de un levantamiento violento alla Trump. Esa posibilidad, atizada durante la jornada por extraños operativos en los accesos a varias ciudades importantes de la Policía Caminera –una fuerza que, en tanto federal, responde a las órdenes de la Unión–, quedaba, sin embargo, desdibujada por la veloz reacción internacional. Varios países, entre ellos la Argentina y los de la Unión Europea pero, de modo crucial, Estados Unidos se apuraron a felicitar al vencedor y trazaron una línea en la arena contra eventuales brotes de insubordinación en las Fuerzas Armadas y en las policías estaduales.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)