domingo 24 de junio

Los médicos escriben tan mal que los farmacéuticos españoles tienen un grupo de Facebook para descifrar recetas

Las miradas de incredulidad son habituales al salir de la consulta: los pacientes miramos el papel, el garabato inextricable perpetrado por nuestro médico de cabecera, la cara de idéntico asombro del resto de dolientes y nos marchamos sin saber muy bien qué se supone que nos han recetado. Hasta aquí nada extraordinario. Sucede, sin embargo, que lo mismo le pasa a los farmacéuticos, los pobres héroes encargados de traducir la lengua ignota de los galenos a diario.

La mala letra de los médicos es legendaria, y sus visos mitológicos no han hecho sino crecer estos días gracias a la viralización del, posiblemente, mejor grupo de Facebook que se nos pueda ocurrir ahora mismo: “Trabajamos en farmacias españolas. Foto para añarnos entre nosotros”. ¿El objetivo? Resolver dudas, compartir ofertas de trabajo, discutir estudios y, por supuesto, “transcribir” (literalmente) las recetas producidas por las prodigiosas muñecas de los galenos.


Dejar un comentario