Los mejores tuits de 2019

El ecosistema argentino de Twitter ha pasado uno de sus años más difíciles.

Indignaciones, chicanas, opinionismo y chascarrillos: un verdadero festival de agitación estéril en un país periférico de ingreso medio que lleva ocho años sin crecer y que desde hace veinte meses coquetea con la hiperinflación. En la segunda mitad de veinte diecinueve, una elección presidencial no muy reñida y una lenta, casi eterna, transición política consiguió que nos sintiéramos, por primera vez en mucho tiempo, como los normales de la cuadra. Yo, argentino, orgulloso integrante de la tribu que resuelve sus diferencias yendo a las urnas en vez de imponer un gobierno de facto bajo la sombra de la Biblia, que no tiene Carabineros librando una guerra urbana contra jóvenes y manifestantes a fuerza de balazos en los ojos. La política funciona: la economía, te la debo.