Los millones de China pueden dejar a la Argentina y Uruguay sin el Mundial 2030

Que China se ha lanzado con todo a la conquista del gran negocio del fútbol no es una novedad, ya que desde hace algunos años, no sólo invierte invierte millones en contratar jugadores de renombre internacional y así poder ofrecer una Liga mas o menos decente, sino también en la compra de equipos europeos, el auspicio de importantes figuras como Lionel Messi a través de sus corporaciones multinacionales, y obviamente ingresando como sponsor de la FIFA.

Además, han creado una enorme escuela de fútbol en la ciudad de Guangzhou, donde cientos de chicos llegan de todo el país con el sueño de ser los nuevos cracks globales. Este poderío económico tiene seducida a la entidad que nuclea el fútbol mundial, que podría alejarse del proyecto de celebrar el centenario de la Copa del Mundo en Uruguay y Argentina, para entregarle dicho privilegio a ésta potencia futbolística en formación.