Los mini caudillos que le quedan al PRO para sobrevivir como fuerza nacional

Entre las dudas sobre la continuidad de María Eugenia Vidal al frente de la provincia de Buenos Aires y de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad, dentro del PRO hay un pelotón de dirigentes que tendrán en sus manos la misión de mantener con vida al partido en el interior del país. El mapa de las PASO ya les anticipó que el camino que tienen por delante será escarpado: sólo Córdoba y la Capital Federal fueron los distritos que se pintaron de amarillo bajo el signo de Juntos por el Cambio, la alianza que el macrismo comparte con la UCR y la Coalición Cívica. La referencia esta constituída por derechas locales que oxigenaron su identidad en el sello del presidente Mauricio Macri y aliados peronistas no kirchneristas, que tendrán en sus manos ordenar el futuro de la convivencia con radicales y lilitos.