martes 16 de octubre

Los nuevos independientes de México, ¿la misma política de siempre?

Este año, por primera vez en la historia electoral de México, las boletas para todos los cargos federales electivos incluirán a ciudadanos que se postulan sin partido.

En las elecciones del próximo 1 de julio se disputarán más de 3400 cargos en todo el país, 629 de los cuales son para diputaciones, senadurías o la presidencia misma. Y entre todas las personas que buscarán acceder a esos cargos habrá 47 mexicanos no afiliados formalmente a algún partido establecido: 39 que quieren ser diputados, siete que buscan un escaño en la Cámara Alta y una que aspira al máximo puesto ejecutivo en México.


Los candidatos independientes “vienen a refrescar” el escenario político, opinó María Marván, investigadora de temas jurídicos y exconsejera presidenta del instituto electoral y del organismo de acceso a la información pública. “Es un avance en una democracia que los ciudadanos no solamente puedan votar, sino incrementar su posibilidad de ser votados”, añadió, y “van a forzar a los partidos políticos a repensarse un poco”.

En un país en el que menos del 18 por ciento de la población dice tener confianza en los partidos políticos y el 90,6 por ciento cree que la corrupción es habitual en las filas de los partidos tradicionales, la incorporación de candidatos independientes en todos los niveles —desde 2015 ya podían competir para cargos locales y estatales— podría renovar el interés de los votantes y la manera de hacer política electoral.

Dejar un comentario