martes 19 de febrero

Los nuevos piratas del Caribe: venezolanos a los que “todos les tenemos miedo”

Si tu idea de un paraíso tropical se basa en lo que ha visto en folletos turísticos, la costa del sudoeste de Trinidad no te decepcionará.

¿Playas doradas y palmeras de coco? Los tienes.


¿Aldeas serenas, llenas de pescadores que duermen bajo las palmeras? Ahí están.

¿Un ambiente relajado? Hmm… En realidad no.

Si echas un vistazo más de cerca a pueblos como Fullarton notarás que algunas cosas parecen estar fuera de lugar.

Por un lado, ¿por qué tantos pescadores tienen motores de 200 caballos de fuerza en sus barcos, cuando 75 es más que suficiente? ¿Y por qué, cuando salen a pescar por la noche, ninguno de ellos enciende luces?