martes 28 de marzo de 2023
Cursos de periodismo

Los nuevos retos de las vacunas de ARN mensajero tras el COVID

Las vacunas de ARNm nos ayudaron durante la pandemia de COVID-19, pero también podrían ayudar a defendernos contra otras enfermedades infecciosas y ofrecer protección general contra la gripe, e incluso tratar el cáncer.

Viajen mentalmente al 2020, si pueden soportarlo. A medida que avanzaba el año, también lo hacía el impacto de la COVID-19. Usar mascarillas, desinfectar las superficies que tocábamos y mantener una distancia de seguridad eran algunas de las únicas medidas para protegernos de esta enfermedad potencialmente mortal.

Afortunadamente, ya se estaba trabajando en una protección más efectiva. Los científicos estaban desarrollando nuevas vacunas a gran velocidad. El virus se secuenció en enero de 2020, y en marzo comenzaron los ensayos clínicos de vacunas que utilizaban ARN mensajero (ARNm). A finales de ese año, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés) otorgó la autorización de uso de emergencia para estas vacunas y así empezó la vacunación.

Según los datos actuales, se han administrado más de 670 millones de dosis de vacunas solo en EE UU.

technologyreview.es  (www.technologyreview.es)