miércoles 20 de junio

Los osos polares protagonizan la controversia entre científicos y negacionistas del cambio climático

Peludos, con nariz de botón y dependientes del hielo marino para sobrevivir, los osos polares han sido desde hace tiempo animales representativos de los efectos del cambio climático.

Sin embargo, en una época en que la ciencia climática reconocida es cuestionada hasta en los más altos niveles de gobierno, quienes niegan el calentamiento global están utilizando a los carismáticos osos para su conveniencia propia y se aprovechan de su peso simbólico para sembrar dudas acerca de la amenaza del cambio climático.


La evidencia científica de que el hogar del oso polar en el Ártico se está calentando el doble de rápido que el resto del planeta es abrumadora y está respaldada por reportes como el de la Evaluación Nacional del Clima, que fue recopilada por expertos de trece agencias federales estadounidenses. En algunas regiones del Ártico, los científicos han documentado declives en el número de osos polares y señales perturbadoras de deterioro físico vinculadas con la pérdida de hielo marino.

Dejar un comentario