martes 30 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Los países líderes en combustibles fósiles cuelan una trampa en Glasgow para seguir ayudando al petróleo, gas y carbón

Dejar de alimentar la costra de gases invernadero a base de quemar combustibles fósiles es, según los científicos, la única manera de aplacar la crisis climática. Pero la inclusión de una línea en el borrador de acuerdo de la COP26 de Glasgow para abandonar las ayudas de dinero público al carbón, el petróleo o el gas ha provocado una reacción inmediata… para que se borre.

Arabia Saudí, pero no son los únicos, ha aglutinado esta postura para «descartar» cualquier mención a los combustibles fósiles en la decisión final. No es la única. A Rusia no le gusta que se utilice ese lenguaje, según van desgranando sus delegaciones. Sus peticiones han conseguido, de momento, tamizar esa petición directa: las negociaciones han admitido incorporar al texto que se diga que ese abandono de subvenciones se haga sobre las «ayudas ineficientes», dando por entendido que las hay eficientes. Además, le han añadido que se buscará acelerar el desarrollo de «tecnologías» que permitan, dicen, «transitar a sistemas energéticos de bajas emisiones [de CO2].

eldiario.es  (www.eldiario.es)