19 C
Buenos Aires
sábado 24 de octubre de 2020
Periodismo . com

Los perdedores de la inmigración

Entre la campaña del Brexit y las desventuras presidenciales de Donald Trump (que sigue a 6-7 puntos en las encuestas) este verano hemos acabado hablando de inmigración a menudo. En el Reino Unido, la salida de la Unión Europea era defendida como la única manera que el país iba a poder recuperar el control sobre sus fronteras. En el caso de Trump, los inmigrantes son potenciales terroristas, violadores y/o asesinos (por mucho que la tasa de delincuencia para inmigrantes sea menor que la de los nativos) que no comparten los valores americanos y roban los puestos de trabajo a los locales. Dejemos de lado el hecho que los votantes de Trump viven en las zonas con menor diversidad étnica y tasa de inmigrantes del país.

Como era de esperar, ninguna de las dos campañas acompañan estos argumentos con datos. La realidad es que la evidencia empírica parece indicar de forma abrumadora que la inmigración tiene efectos positivos sobre la economía, empleo, rentas y posición fiscal del país receptor. Aunque el impacto en los salarios varía según el mercado laboral (mayor como más rígido sea), es casi siempre muy limitado, con sólo algunos estudios dando pérdidas substanciales a algunos grupos.

politikon.es  (politikon.es)