6.7 C
Buenos Aires
sábado 31 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Los planes de Biden languidecen a los seis meses de asumir la presidencia

Los primeros 100 días de Joe Biden en la Casa Blanca parecieron una exhalación. Echando mano del poder ejecutivo, el nuevo presidente de Estados Unidos lanzó una insólita batería de decretos y memorandos con los que enterró grandes símbolos de la era de Donald Trump: decidió el retorno al Acuerdo del Clima de París, ordenó detener la construcción del muro en la frontera con México y eliminó el veto de las personas transgénero en el Ejército, entre otras medidas. También impulsó un plan de reactivación económica de 1,9 billones de dólares [1,6 billones de euros] y anunció otros programas de apoyo social que evocaban el New Deal de Franklin Delano Roosevelt. De cara al exterior, cambió radicalmente el tono hacia los países aliados, declaró el regreso del multilateralismo y le llovieron parabienes de Europa por la audacia de sus proyectos.

El huracán Biden, sin embargo, ha empezado a perder fuerza conforme se ha acercado a sus primeros seis meses de mandato. Varios de sus grandes proyectos legislativos, como la reforma migratoria, la policial o las medidas de control de armas, han quedado atascados a su llegada al Congreso debido a la débil mayoría demócrata. La ley del acceso al voto naufragó en junio en el Senado. Y el ambicioso plan de infraestructuras sigue en negociación. Biden anunció hace ya un mes un preacuerdo bipartito de menor presupuesto (1,2 billones, frente a los 2,3 iniciales), pero esta semana intentan cerrarse aún los últimos flecos. Ha pinchado incluso el objetivo de vacunación contra el coronavirus que el demócrata se había marcado para el 4 de julio, coincidiendo con el Día de la Independencia, y Estados Unidos sufre un rebrote de casos de la variante delta. La luna de miel, en resumen, ha terminado.

elpais.com  (elpais.com)