Los planes de Rusia para castigar las “fake news” y mandar a la cárcel a quienes hablen mal del gobierno

Dos proyectos de ley sobre libertad de expresión generan polémica en Rusia.

El parlamento ruso dio el primer paso para aprobar dos normas que prohíben la “falta de respeto” a las autoridades y la difusión de lo que el gobierno considera como “noticias falsas”.


La primera prohibición se refiere a la “falta de respeto evidente” al Estado, sus funcionarios y la sociedad rusa, y los delincuentes reincidentes se enfrentan a una pena de hasta 15 días de cárcel.

El segundo proyecto de ley prohíbe distribuir “información falsa de interés público, compartida bajo el pretexto de noticias falsas”, informó la agencia estatal de noticias TASS.

Los nuevos delitos conllevan abultadas multas.