Los Ponchos Rojos, la milicia aymara retaguardia de Evo

Conocidos como una temible milicia aymara, fiel al expresidente Evo Morales, los Ponchos Rojos vuelven a desatar temor en Bolivia al plantarse como la «retaguardia» del país en rechazo al gobierno de transición de Jeanine Áñez.

Tras la renuncia de Morales el 10 de noviembre y su asilo en México, este grupo -cuya misión principal es luchar contra los «abusos» de la conquista española- se dispone a elegir un nuevo líder indígena para las elecciones convocadas por el gobierno interino, en las que Morales está impedido de participar. «Estamos convocando a todas las provincias», dice Freddy Huanca, un líder de los Ponchos Rojos.

Apenas hay datos sobre la fecha de nacimiento del colectivo, pero sí se sabe que se inició por un grupo de voluntarios en Achacachi, una localidad altiplánica pobre situada a unos 92 km de La Paz, rodeada por las grandes elevaciones de la Cordillera de los Andes.