martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Los presos políticos son monedas de cambio para el régimen cubano

Andy García, uno de los 1,015 prisioneros políticos que hay en Cuba y de los 874 ciudadanos que fueron arrestados por protestar contra el gobierno en las calles en julio de 2021, recibió la noticia de su excarcelación unos días después que el gobierno estadounidense, encabezado por Joe Biden, levantara algunas de las restricciones hacia la isla que databan del mandato del expresidente Donald Trump. A García y a otra decena de presos, en su mayoría menores de edad, les fue notificado que saldrían de prisión para pasar el resto de sus condenas en un régimen penitenciario supuestamente más benigno: domiciliario o en un campamento de trabajo.

Estas excarcelaciones repentinas, después de más de 10 meses de prisión injusta, solo se pueden leer como parte de la respuesta del gobierno de Cuba al gesto del presidente Biden. Un puñado de presos políticos a cambio del restablecimiento de los vuelos comerciales entre los dos países, reanudar el programa de reunificación familiar y el levantamiento del límite de las remesas.

En el comunicado del Departamento de Estado se lee: “Con estas acciones pretendemos apoyar las aspiraciones de libertad y mayores oportunidades económicas de los cubanos para que puedan llevar una vida exitosa en su hogar. Seguimos pidiendo al gobierno cubano que libere de inmediato a los presos políticos, que respete las libertades fundamentales del pueblo cubano y que permita que el pueblo cubano determine su propio futuro”.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)