Los refugiados sirios que son explotados en fábricas de Turquía que producen para famosas marcas de ropa como Zara y Mango

Trabajan más de doce horas y ganan mucho menos que los demás.

Panorama, el programa de investigación de la BBC, descubrió que refugiados sirios, entre ellos menores de edad, son explotados en fábricas que producen ropa para reconocidas marcas como Mango, Zara, Marks and Spencer y Asos.


Es la dura realidad de decenas de sirios que abandonaron su país huyendo de la guerra y residen en Turquía en condiciones precarias.

Todas las marcas involucradas negaron responsabilidad y señalaron que monitorean cuidadosamente sus cadenas de producción y proveedores.