jueves 6 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Los republicanos se topan con oposición de sus propios votantes para prohibir el derecho al aborto

Cuando el pasado junio el Tribunal Supremo de Estados Unidos derogó la protección nacional del derecho al aborto amparado durante medio siglo por la sentencia Roe contra Wade, los legisladores republicanos de todo el país lanzaron un grito de guerra contra el aborto y prometieron apoyar medidas para que se prohibiera en sus respectivos estados.

Sin embargo, desde el pronunciamiento del más alto tribunal de Estados Unidos, muchos altos cargos republicanos se han mostrado algo más reticentes, o incluso han optado por guardar silencio, y han evitado hacer declaraciones contundentes sobre las restricciones que quieren impulsar.

Los republicanos se acercan a una nueva temporada electoral ya que en noviembre se celebran las elecciones al Congreso y multitud de cargos locales. La campaña llega plagada de desacuerdos en el seno del partido y la opinión pública está dividida. No hay consenso sobre las excepciones a la prohibición de abortar, como por ejemplo, en caso de violación o incesto, por lo que a muchos legisladores republicanos les resulta cada vez más difícil apoyar una política de aborto que pueda generar consenso entre sus votantes.

eldiario.es  (www.eldiario.es)