Los resultados de la reparación histórica a los jubilados están lejos de las promesas oficiales

Casi un año después de la sanción de la ley de reparación histórica para los jubilados, la medida está lejos de alcanzar los resultados prometidos: empezó a cobrar menos del 40 por ciento de los potenciales beneficiarios, el porcentaje promedio de los aumentos quedó muy por debajo de lo calculado y se incrementó la cantidad de juicios por reajustes previsionales.

Según datos aportados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña , en su último informe ante el Congreso, se abonaron 894.668 casos. La cifra representa el 37 por ciento de la meta de 2.400.000 personas que el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso , se propuso alcanzar en julio de 2018, justo dos años después de la promulgación de la ley, en julio de 2016. El programa vence en 2019.


El porcentaje promedio de aumento registrado de los que recibieron el beneficio fue del 24,9 por ciento, pese a que el Gobierno sostuvo que sería de un 35, 40 o 50 por ciento, según el grupo al que perteneciera el jubilado: con sentencia firme, con juicio iniciado o sin causa en trámite. En enero, cuando se liquidaron los últimos incrementos por la reparación, el haber promedio de los que recibieron el beneficio pasó de 8332 a 10.407 pesos.