Los secretos de un plan con curiosas pausas por 180 días

Ocho días. 192 horas. Un 2% del año. Ese fue el tiempo que pasó desde que Alberto Fernández asumió como presidente de la Nación. Sin embargo, las decisiones económicas se venían gestando desde el mismo día después de las PASO. Fue en ese contexto cuando Fernández tomó nota de que su presidencia pasaría del terreno de los deseos al de los hechos.

Matías Kulfas -hoy ministro de Desarrollo Productivo-, Cecilia Todesca -actual vicejefa de Gabinete- y Martín Guzmán -flamante ministro de Economía- a través de viajes y llamadas delinearon los distintos capítulos del proyecto de ley que dará el marco a 2020. Los dos discípulos de la actual titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el delfín académico de Joseph Stiglitz vieron con buenos ojos cuando la expresidenta del Banco Central habló de la «necesidad de desdolarizar la economía» en plena campaña. Por entonces, los depósitos en dólares habían caído a un nivel récord del 40% por la desconfianza de los ahorristas de lo que podría venir.


La letra chica del plan presentado por Martín Guzmán se siguió discutiendo ayer aun minutos antes de que Guzmán diera su conferencia de prensa matutina, pero tiene distintos autores según cada capítulo. De ahí que se hayan anunciado tributos distintos de los que había formalizado el propio jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, durante el fin de semana.