domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Los selfis mortales, bajo la lupa de los epidemiólogos

La vacuna de la fiebre amarilla y protegerse frente a la malaria son dos precauciones clásicas para quienes viajan a algunos destinos turísticos. A ellos hay que añadir evitar hacerse un selfi desde emplazamientos tan espectaculares como arriesgados. Así lo demuestra un estudio de la Fundación iO, especializada en Medicina Tropical y del Viajero, que revela que entre enero de 2008 y el pasado mes de julio han muerto en el mundo al menos 379 personas —uno cada 13 días de media— por este motivo. La tendencia es ascendente y, tras un breve paréntesis por la pandemia, ha resurgido con fuerza en los primeros siete meses del año, en los que ha habido 31 accidentes mortales —uno por semana— pese a las numerosas restricciones de viaje aún vigentes.

“Es un problema emergente que, por las dimensiones que ha adquirido, ya puede considerarse de salud pública. El estudio nos ha ayudado a dimensionarlo y es el primer paso para tomar medidas con las que hacerle frente”, sostiene Manuel Linares Rufo, presidente de la Fundación iO e investigador principal del estudio, el mayor realizado hasta la fecha. De los fallecidos, 141 eran turistas y 238, población local, lo que evidencia que la tendencia a asumir riesgos es mucho mayor entre los primeros si se tiene en cuenta que solo una pequeña fracción de la población mundial está de viaje en un día determinado.

elpais.com  (elpais.com)