lunes 8 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Los termómetros de la calle son un instrumento de desinformación pública (y es hora de solucionarlo)

España se ha convertido en un horno. Las temperaturas han alcanzado hasta los 44º en algunas regiones del país y no hay ventilador que nos alivie de este calor insufrible. Basta decir que las autoridades ya han elevado la alerta naranja (riesgo importante) en 32 provincias de las comunidades de Aragón, las dos Castillas, Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana.

Que hace calor lo podemos decir todos de primera mano, pero hay algo que chirría en las cifras que nos muestran los termómetros de la calle: no son las mismas que aparecen en nuestro móviles. Uno dice que hacen 50º y otro que no se supera los 40º. ¿Por qué? ¿A cuál hay que hacer caso?

Hace unos días, el periodista Fermín Grodira contaba en Twitter que había visto una marquesina en la calle que marcaba los 58°C. «Estos termómetros desinforman de una manera que algo debería hacerse a nivel institucional», afirmaba. Jesús González Alemán, doctor en Física y Meteorólogo de la AEMET, comentaba: «Los negacionistas usan imágenes antiguas de termómetros en la calle marcando >40º para argumentar contra el cambio climático. Rebajémonos al mismo nivel entonces».

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)