12.5 C
Buenos Aires
miércoles 23 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Los trapos sucios de Samsung: por qué su heredero sigue entrando y saliendo de la cárcel

En los últimos años, Samsung, el conglomerado empresarial coreano —o chaebol—, vive un periodo de inestabilidad tras las repetidas condenas de sobornos que implican a su vicepresidente y heredero, Lee Jae-yong —también conocido como Jay Y. Lee—, que ahora vuelve a la cárcel. El caso se centra en si Lee y Samsung utilizaron medios ilegales para ayudarlo a tomar el control de la empresa fundada por su abuelo. Y es que en los últimos cuatro años ya ha entrado dos veces en prisión. La nueva condena crea un vacío en la cima del mayor productor mundial de móviles, chips y dispositivos en un momento en el que la pandemia y la guerra comercial China-Estados Unidos intensifica la competencia.

¿Quién es Jay Y. Lee? Pues se trata del vástago multimillonario— y también vicepresidente— de Samsung Group, de 52 años. Su padre dirigió el grupo durante muchos años hasta que sufrió un ataque cardíaco en 2014. El anciano Lee murió en octubre después de años en coma, tiempo durante el cual su hijo se convirtió en el líder de facto. Pero la sucesión se ha complicado porque el hijo no puede simplemente hacerse cargo de los activos de su padre.

Corea del Sur tiene uno de los impuestos a la herencia más elevados del mundo. De hecho, la riqueza de la familia Lee se estima en alrededor de 30 mil millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, y su factura fiscal se ha estimado en alrededor de 10 mil millones de dólares. Y ahí es donde comienzan los trapos sucios.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)