Los tres cambios que está realizando The Economist para mejorar el periódico

The Economist está llevando a cabo tres cambios importantes para mejorar el periódico, centrándose en lo que es su core editorial, sus productos más destacados. Según desvela la jefa de producto Denise Law, los equipos de productos e ingeniería han pasado los últimos seis meses intentando mejorar radicalmente, por un lado, el sitio web; por otro, la aplicación para móvil, y en tercer lugar, las newsletter o boletines, “para que podamos hacer un mejor trabajo mostrando nuestro periodismo y brindando a los lectores una mejor experiencia”.

El equipo de desarrollo web está reconstruyendo Economist.com para que, siguiendo la tendencia de diseño actual, queden las páginas más limpias y haya menos ventanas emergentes intrusivas. Tras la remodelación de la web, indica Law, los tiempos de carga serán más rápidos ya que se ha reprogramado el site. Asimismo, se lanza una nueva cabecera.


El diseño de artículos está basado en la idea que hay detrás del sistema AMP para móviles, cuya experiencia sirve ahora para el sitio web en general. The Economist tiene la intención de replicar los diseños de AMP para las páginas de artículos en dispositivos móviles y de escritorio.