miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Los ultras se creen más las teorías conspirativas

Las personas que tienen ideologías extremas se creen más la teoría que acusa a la que fue canciller alemana Angela Merkel y a Barack Obama y George W. Bush, expresidentes de Estados Unidos de diferentes partidos, de pertenecer a una élite de extraterrestres reptilianos. Ese es el principal resultado de una doble encuesta a más de 100.000 personas de una veintena de países. El trabajo muestra que hay una relación entre creencia en teorías de la conspiración como esta y posición política: cuanto más alejados de la centralidad política, mayor propensión a darlas por ciertas. El estudio detalla que los más creyentes son los ultras de derecha. Sin embargo, hay expertos que sostienen que la conspiranoia está presente en todas las ideologías.

Las teorías conspirativas no son nuevas, ni nacieron con Donald Trump ni con los atentados del 11-S; tampoco tras el asesinato del presidente de Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy y ni siquiera con el gran conspiranoico del siglo pasado, Adolf Hitler. El inventor estadounidense Samuel Morse, el del telégrafo y el código que lleva su nombre, defendía ya en el siglo XIX que había una confabulación entre el Papa y las monarquías europeas para inundar de católicos su país y así acabar con la democracia americana. En su libro The Nature of Conspiracy Theories (no traducido aún al español), el investigador de la Universidad de Tubinga (Alemania) Michael Butter se remonta a las Grecia y Roma clásicas para encontrar a los primeros que creían que un reducido grupo de poderosos maquina en la sombra para lograr sus objetivos, generalmente malévolos. Desacreditadas desde hace décadas, estas ideas parecen haber recuperado fuerza en lo que va de siglo XXI. Para explicarlo, muchos señalan a internet, las redes sociales, al auge de los populismo o a una combinación de todo esto.

elpais.com  (elpais.com)