lunes 17 de diciembre

Los Verdes prosperan como alternativa a la ultraderecha en Alemania

Una nueva fuerza política está sacudiendo a Alemania: sus líderes hacen campaña en carpas bávaras para beber cerveza ataviados con vestidos típicos bávaros y recorren el país entonando el himno nacional. Hace poco tiempo, uno de sus miembros escribió un libro sobre patriotismo; otro lo hizo sobre el “nuevo conservadurismo”. Uno de sus temas principales es la inmigración.

El mes pasado, este movimiento golpeó tan fuerte a la canciller Angela Merkel en las urnas —dos veces— que la gobernante terminó por anunciar su retiro.


No, no se trata de la extrema derecha. Es una izquierda con nuevos bríos.

En los últimos años, parece que casi toda la energía política ha provenido de la derecha. Sin embargo, aunque el ascenso más notorio ha sido el del partido nacionalista Alternativa para Alemania (AfD), el partido de Los Verdes, liberal y a favor de los refugiados, ha expandido con discreción el número de sus simpatizantes.

El otrora movimiento de protesta ambiental, el partido de Los Verdes, ahora es el segundo más popular en el país, atrás de los conservadores tan solo por unos pocos puntos porcentuales, como muestran las encuestas. Entre las mujeres, ya es el número uno.

Dejar un comentario