Los youtubers más populares de cada país del mundo, reunidos en un mapa

    ¿Qué quieres ser de mayor? La pregunta ha resonado en el tímpano de cada niño nacido desde mediados del siglo pasado ha nuestros días. Vamos a pasar la mayor parte de nuestra vida trabajando, por lo que parece pertinente. En 2016, Adecco planteó a miles de niños la misma pregunta, tal y como venía haciendo en años precedentes. En aquella ocasión descubrió algo llamativo. Entre la retahíla de profesiones habituales (policía, bombero, médico) se había colado una inesperada.

    Youtuber.

    Cuatro años después, la figura del comunicador de YouTube, profesional del entretenimiento, goza de una destacada aceptación social. Atrás quedaron los años del ridículo y el estereotipo. Hoy ser youtuber abre una ventana de oportunidad a un negocio creciente, si bien no exento de problemas. Se puede ganar mucho dinero, como unos pocos hacen, pero también se puede lidiar durante largas temporadas con las exigentes y draconianas condiciones de la plataforma. Un trabajo como cualquier otro.