lunes 18 de junio

Luis Caputo y el entramado offshore: una explicación que contradicen los documentos

“Levantala”, pidió el ministro de Finanzas, Luis Caputo. “Ya estoy muerto”, le dijo al senador peronista José Mayans, presidente de la comisión bicameral de seguimiento de la deuda. El funcionario tomó su tablet y algunos pocos papeles de la mesa. Junto a sus colaboradores y custodios, fue escoltado hacia las escaleras, lejos de la prensa, el vendaval, los gritos y el escándalo. Ahora estaba sonriente, liberado de las insistentes preguntas de los diputados y senadores de la oposición sobre el tema que más lo incomoda: sus vínculos con sociedades offshore. Custodiado por un par de gigantes, dejó el Senado en un auto oficial.

Desde las 9.15 y durante cuatro horas, gran parte de las preguntas dirigidas al ministro buscaron que aclare por qué al asumir como funcionario, en 2015, no declaró ante la Oficina Anticorrupción (OA) sus acciones en sociedades offshore creadas para administrar cientos de millones de dólares en paraísos fiscales. El equipo argentino de Paradise Papers, que integra PERFIL, reveló que fue “fundador”, “dueño indirecto” y “accionista indirecto” de la gerenciadora Noctua -según la propia compañía- y titular de las acciones de otra sociedad en las Islas Caimán. Así consta en los documentos que la propia empresa Noctua (que Caputo manejó entre 2009 y 2015) presentó ante la comisión de bolsa y valores de los Estados Unidos, denominada Securities and Exchange Commission (SEC).


Dejar un comentario