viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

Lula derrotó a Bolsonaro, pero no lo tendrá fácil para gobernar

La salida en bloque de los simpatizantes del Partido de los Trabajadores (PT) en el centro de São Paulo este domingo por la noche se pareció mucho a la de hace 20 años, cuando Luiz Inácio Lula da Silva alcanzó por primera vez la presidencia de Brasil. Entonces, como ahora, caravanas de conductores petistas que celebraban la victoria de Lula hicieron sonar el claxon, y sus pasajeros encaramados a las ventanillas corearon consignas y ondearon banderas.

Después de tres intentos infructuosos, aquel fue un triunfo especialmente dulce. La actual victoria, tercera de Lula, tal vez sea aún más gratificante: el exlíder sindical ha salido de la cárcel, se ha enfrentado a sus enemigos políticos, y ha condenado a la derrota a su némesis, Jair Bolsonaro.

Este domingo por la noche también había una cierta sensación de alivio en la celebración porque, al menos de momento, las siniestras amenazas del ultraderechista sobre una posible anulación del resultado electoral no se habían materializado.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)