Lula y Marina, los favoritos si hubiera urnas adelantadas en Brasil

Un adelanto electoral en Brasil tendría hoy dos grandes beneficiarios: Luiz Inácio Lula da Silva y Marina Silva. Pese a que una convocatoria anticipada a las urnas parece por ahora improbable, ya que requeriría de un gran acuerdo partidario, la posibilidad de que el PT decida embarcarse en esa estrategia arrojó una nueva incógnita sobre el tablero brasileño: ¿quién saldría victorioso de una contienda electoral en medio del caos institucional? Las encuestas indican que Lula y su ex aliada Silva se despegarían por varios puntos del resto de los candidatos.

La hipótesis de unas elecciones adelantadas tomó fuerza esta semana luego de que O Globo publicara que Dilma Rousseff estaría dispuesta a renunciar y presionar a su vicepresidente díscolo Michel Temer para que haga lo mismo. Así, la mandataria evitaría enfrentar el proceso de impeachment y, al mismo tiempo, frustraría la aspiración de Temer de reemplazarla en el cargo.


No obstante, la convocatoria anticipada presentaría importantes dificultades para su implementación. Existen tres caminos posibles para el adelanto electoral. El primero sería que Rousseff y Temer renunciaran a la vez, en cuyo caso asumiría interinamente el presidente de la Cámara de Diputados y tendría tres meses para llamar a las urnas. Pero las chances de que Temer dé un paso al costado son casi nulas: hoy está montado en su sueño presidencial y en armar su virtual gabinete.