domingo 9 de diciembre

Macri, en la dinámica de lo impensado

Debido a los insultos al Presidente originados en los estadios, el periodismo político se refirió extensamente a las implicancias sociales del fútbol, al que José María Muñoz, el legendario locutor y mistificador del Mundial 78, llamaba “pasión de multitudes”. Desde otra óptica, Dante Panzeri, un incisivo periodista de la época, que no se inclinó ante la barbarie y cuestionó la desnaturalización del deporte, lo designó como “la dinámica de lo impensado”. Un desafío lleno de sorpresas, que depende del jugador más que del pizarrón. Quizá sin haberlo conocido, Panzeri apreció el fútbol del mismo modo que Albert Camus. De él, un apasionado de la pelota, se recordó en estos días un texto donde afirmó que le debía al fútbol todo lo que había aprendido “acerca de la moral y las obligaciones de los hombres”. Esa idealización del juego, también presente en Panzeri, aunque en una versión más agria, remata con otro párrafo menos citado que muestra la coincidencia entre ambos: “Pronto aprendí -escribió el filósofo- que la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga. Eso me ayudó mucho en la vida, sobre todo en las grandes ciudades, donde la gente no suele ser siempre honesta”.

Si se extiende la metáfora, podría decirse que en las últimas semanas la política argentina ingresó en lo imprevisto, una dinámica impensada donde el curso de la pelota sorprende a los jugadores distraídos. Camus y Panzeri deben estar disfrutándolo desde el cielo que se ganaron, pero aquí en la tierra lo factura el Presidente, impulsor de una agenda que desconcertó a la política y la sociedad. Las novedades introducidas son básicamente dos. Por un lado, una amplia agenda civil encabezada por el debate sobre la despenalización del aborto; por el otro, el enfrentamiento con sindicalistas y empresarios, corporaciones a las que ocasionalmente los gobiernos ponen entre los sospechosos de atentar contra el interés general. El escenario es inesperado, aunque no es nuevo. En democracia, peronistas y radicales generaron acciones similares, atravesando conflictos más o menos dramáticos y abriendo debates sobre derechos que contribuyeron a la modernización. La discusión acerca del divorcio de Alfonsín y el conflicto con el campo de los Kirchner constituyen ejemplos paradigmáticos.


Dejar un comentario