miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Macri-Pichetto, un pacto que se expone con nuevos cortesanos

Cuatro votos, dice el PRO. Sólo cuatro votos, sobre un Senado con 72, le faltan para que los cortesanos que Mauricio Macri trató de imponer vía decreto a días de asumir, en una pirueta que se atribuye a Fabián «Pepín» Rodríguez Simón, sumen las manos para poder jurar, legal y políticamente con más volumen, en el máximo tribunal.

La sección para tratar los pliegos de Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz -a quien se vincula con Enrique «Coti» Nosiglia pero que también aparece ligado a Marcos Peña- es el déjà vu de una batalla reciente en la que el peronismo que comanda Miguel Ángel Pichetto, como task force de los gobernadores del PJ, jugó en línea con la Casa Rosada: el aval para pagarles a los fondos buitre.

Contra reloj, con la sesión especial convocada por Gabriela Michetti para el próximo miércoles, el Gobierno busca el atajo para cerrar los votos que le faltan. O conseguir las ausencias necesarias. Encontró en Pichetto, y a través de él en los gobernadores, a un socio imprescindible y cautivo. Si el miércoles no se lograra el número para validar a Rosatti y Rosenkrantz como jueces, Macri y Pichetto conformarían una sociedad en la derrota.

ambito.com  (www.ambito.com)