Macri, Vidal y el mensaje a la interna: la pelea es por la reelección, sin Plan B

Quedó claro en el tono y en la letra que Mauricio Macri inauguró su campaña. Pero, ¿a quién le habló ayer frente a la Asamblea Legislativa? Podrá decirse que a su propio púbico, firme o desencantado, en medio del desgaste y desazón por la mala marcha de la economía. Pero fue también una señal a la interna. Un mensaje para afirmar su proyecto inmodificable de reelección, con un agregado que llegó desde La Plata: María Eugenia Vidal ratificó su propia pelea en la provincia de Buenos Aires, sin margen para saltos nacionales. En otras palabras, no hay Plan B.

Esa evaluación coloreaba anoche algunos de los primeros análisis en ámbitos del oficialismo, que anotaba además la coronación del día con Macri recibiendo al venezolano Juan Guaidó en Olivos. Se entiende: la visita de Guaidó –sorpresiva incluso para integrantes del Gobierno- es un dato central para la estrategia exterior y el lugar que busca afirmar el Presidente en la región. Y al mismo tiempo, es un dato de consumo político local, en el espejo de confrontación con el kirchnerismo.