miércoles 20 de febrero

Macri volvió a caer y necesita la marca Cambiemos para ganar

Primó el concepto de equipo. A la hora de definir que no se adelanten las elecciones en la provincia de Buenos Aires, los estrategas del oficialismo volvieron a la carga con un concepto que Jaime Duran Barba y compañía aplican desde los primeros días del PRO: la idea de que funcionan como un equipo. Que Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta salgan el mismo día a la cancha a pelear por su reelección va en ese sentido.

La decisión, sin embargo, no es un capricho con ese concepto de “equipo”, sino una necesidad. Las encuestas vienen marcando que la marca Cambiemos mide mejor que la figura del Presidente. Por ende, un triunfo previo de Vidal si adelantaba la elección podía servir para dar impulso, pero Macri necesita más que nunca que la marca de la alianza oficialista llegue completa.


“En general, el número de Cambiemos es más grande que Macri. Cuando Macri está bien y crece, esa diferencia se achica”, explica un encuestador, de consulta de la Casa Rosada. “Suele ser la diferencia que a veces ves entre Vidal y Macri”, agrega. La lógica detrás del análisis es que Macri representa al votante del PRO, mientras que la figura de Vidal la amplía. “Vidal y Carrió son las que expanden el PRO hacia Cambiemos”, resume.