Macron dice que el tenso apretón de manos con Trump “no era inocente”

Emmanuel Macron lleva en el cargo desde el 14 de mayo y todavía no ha hecho nada: no ha aprobado ninguna ley ni adoptado ninguna iniciativa de peso.

Pero ha demostrado un control hábil de la imagen, del aspecto más teatral de la política. Sabe que los gestos son poder.


Lo demostró en un ya célebre apretón de manos con Donald Trump.

Trump suele agarrar fuerte la mano de su interlocutor y estirarla. Puede interpretarse como un acto de fuerza. El macho alfa que marca el territorio antes de comenzar la negociación. Que señala a las claras quién es el más fuerte en la sala. Quién manda.