21.6 C
Buenos Aires
lunes 18 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Mamushkas de crisis que se ríen de las elecciones

Un restaurante de Puerto Madero puso un aviso en un portal de clasificados para cubrir puestos de jefe de cocina y encargado del local. Antes de la pandemia solía tener 5000 vistas en promedio por publicación.

Ahora no pasa las 300. Un colega suyo que tiene un bar en Palermo tampoco consigue camareros. Antes le llovían 500 currículums por vacante. Hoy no pasa de 15.

La actividad gastronómica se está reactivando a toda velocidad a medida que las ganas de una birra le ganan al miedo a un virus en declive pero se enfrenta a un desafío inesperado: no encuentra gente para trabajar. Indagar por qué es un pasaje al universo más complejo de nuestros quilombos estructurales y descubrir cómo -si no los resolvemos- se solapan con los desafíos del futuro que ya llegó.

Lo primero que hay que decir es que los salarios que se ofrecen quedaron muy atrás. Aun con una desocupación entre las mujeres de hasta 29 años del 22% y de más del 16% entre de los varones de esa misma franja etaria, se trata de condiciones laborales muy particulares.

cronista.com  (www.cronista.com)