Mantener un auto nuevo ya cuesta el doble que alquilar un departamento chico

Recorrer los trayectos cotidianos a bordo de un auto propio siempre fue costoso para la clase media, pero en los últimos meses la carga se volvió mucho más pesada. Tras la fuerte suba del combustible y de otros gastos inevitables, mantener un auto básico puede ahora salir casi $ 8.000 al mes, el doble de lo que se paga en varios barrios por alquilar un departamento chico.

Ese presupuesto –mayor a $ 263 por día, según relevó Clarín– es lo mínimo que hoy necesita una familia porteña sin cochera en la vivienda para solventar el uso de un cinco puertas naftero recién salido del concesionario: modelos como el Clio Mio, el 207 Compact, el Palio Fire, el Fiesta y el Gol Trend con valores de $ 195.000 a $ 260.000.


¿Qué se tuvo en cuenta para llegar a la cifra? Como gastos principales, dos tanques y medio de nafta súper de YPF (125 litros, $ 2.135), el alquiler de una cochera fija en un garaje de un barrio de nivel medio ($ 1.900) y la cuota de un seguro contra terceros con adicional contra granizo ($ 1.400).