Manuel Castells: «La gente quiere la democracia, pero no cree en quienes gobiernan»

Manuel Castells acaba de llegar de Chile, el país que desde hace 20 días vive convulsionado al compás de movilizaciones y reclamos al gobierno de Sebastián Piñera. A pesar de que el ciclo en el que iba participar fue suspendido, el sociólogo y economista español pudo dar su conferencia sobre la crisis global de la democracia liberal. Por estos días también está presentando La nueva América Latina, el libro que coeditó con Fernando Calderón y cuyas conclusiones no son optimistas. Cómo serlo en este contexto, dice, con reiteradas crisis que no son solo económicas, sino también de legitimidad política: «La gente no cree en quienes gobiernan, en quienes la representan, no cree en nada. El gran problema es lo que llamo la crisis de la gestión de la crisis».

Admite también que no esperaba lo que sucedió en Bolivia días pasados. «Fue claramente un golpe militar. Es muy preocupante, muy angustiante», agrega el destacado académico y elige una palabra en aymara para graficar lo que sucede en el continente: la camanchaca. «Es el nombre de una niebla en los valles andinos, que aparece solo de vez en cuando y es muy espesa. Esa niebla no es blanca, es negra. Eso quiere decir camanchaca en aymara: oscuridad. Es absolutamente densa, penetra los pulmones y te asfixia. Entonces en la camanchaca pierdes el sentido de la orientación. No ves, no sabes dónde estás, no puedes respirar».