Maradona es nuestra confusión

Maradona volvió a ser planta permanente del fútbol argentino y su rayo maradonizador conmueve a todxs. Los liberales lo aborrecen. Los marxistas le desconfían. Los antikirchneristas, ni hace falta escribirlo. Diego, la continuación del peronismo por otros medios. Con las vocales estiradas y los pies astillados, Maradona hace lo que hizo siempre: lo que se le canta. ¿O habría que dejarlo en su casa, yendo de la cama al living?